El boom de las tarjetas de crédito en 2017

Este 2017 es el año elegido por los españoles para comenzar a deshacerse, poco a poco, del dinero en efectivo y empezar a utilizar es dinero de plástico, es decir, las tarjetas, de una manera más habitual. Durante el año pasado, la banca concedió 4.59 millones de nuevas tarjetas, ascendiendo así a 74.51 millones en circulación, uno de los mayores aumentos en los últimos diez años.

Así mismo, el valor de las compras realizadas con tarjetas también superó al dinero extraído en efectivo de los cajeros automáticos. Precisamente, durante el 2016 se realizaron compras por valor de 124.406 millones de euros con tarjeta y de 118.275 millones que fueron extraídos de los diferentes terminales.

De estos datos se deduce que la sociedad española se está adaptando a las nuevas tecnologías, en concreto, en las relacionadas con las finanzas. De esta forma, pretenden asemejarse más a los hábitos de sus vecinos europeos.

¿A qué se debe el aumento de las tarjetas en España?

Actualmente, pocas son las personas que no disponen de tarjeta, ya sea de débito o de crédito. Y esto se debe a la necesidad de disponer de una cuenta bancaria que siempre está asociada a una tarjeta para realizar cualquier gestión financiera.

De esta forma, las tarjetas de crédito llevan años ganando terreno al dinero en efectivo y se posicionan como un medio de pago cada vez más común. De hecho, desde hace más de dos años, circulan más tarjetas que ciudadanos en España.

Una de las muchas ventajas de las tarjetas de crédito, es que permiten disponer del dinero al instante y devolverlo mediante dos modalidades de pago según las necesidades y situación de cada cliente. Mediante el pago total, puede realizar una compra con dinero que no tiene y devolverlo a principios del mes siguiente sin ningún coste. Si escoge pago aplazado, reembolsará el capital en cuotas mensuales a un tipo de interés.

¿Qué tarjeta es la mejor para usted?

A causa del crecimiento de tarjetas en España, muchas entidades han lanzado al mercado nuevos modelos, aumentando la oferta. No obstante, puede llegar a hacerle cuestionar qué tarjeta es la que más le conviene.

A día de hoy, puede obtener una tarjeta de crédito sin necesidad de cambiar de banco, algo que resultaba impensable hace algunos años. Asimismo, hay entidades que ofrecen estas tarjetas sin comisiones, es decir, no tendrá que pagar nada por el simple hecho de tener una tarjeta de crédito.

Si quiere una tarjeta de crédito, pero no sabe decantarse por cuál, consulte con nosotros, consultores bancarios internacionales. Le ayudaremos a analizar cuáles son sus necesidades, comparando las diferentes opciones del mercado hasta dar con la que más le convenza.



Deja un comentario