Licencia neobancos y bancos digitales

Al igual que los bancos tradicionales, los neobancos ofrecen productos y servicios como cuentas corrientes con tarjetas de débito (o tarjetas de crédito si el neobanco las ofrece), cuentas de ahorro, préstamos, hipotecas, servicios de gestión de inversiones y más.

La mayoría de los neobancos tienen una licencia de pago que no califica a una institución para ser designada como “neobanco”. Sólo las instituciones titulares de una licencia de institución de crédito pueden llamarse a sí mismas un “banco” o un “neobanco”. 

Hoy en día, el número de nuevos neobancos que entran en el mercado cada año es 5 veces mayor que en 2016.

Qué necesita para iniciar un neobanco

Licencia bancaria

Hay dos opciones: obtener su propia licencia bancaria o alquilar una. La ventaja de alquilar es que puede comenzar muy rápidamente y cosechar los beneficios en aproximadamente seis meses. Y no tienes que pagar tanto. Si ya tiene una licencia bancaria, no necesita hacer nada más.

Licencia de desarrollador

Una licencia de de desarrollador para Apple y Google será necesaria para poder desarrollar tu aplicación. También será necesario una presencia online para promocionar mediante estrategias de marketing su neobanco.

Nuestros expertos

Puede construir el banco NEO usted mismo, pero es mucho más rápido con ayudantes que pueden ayudarlo a crear interfaces de usuario y desarrollar el sistema bancario y las aplicaciones. ¡Busca especialistas!

Directiva Europea de Servicios de Pago (PSD1)

En Europa, los neobancos están aprovechando la Directiva Europea de Servicios de Pago PSD1, que permite a las nuevas instituciones entrar en el mercado de servicios financieros con aprobaciones menos estrictas. Por lo tanto, es más fácil obtener una licencia en Francia gracias a las autoridades nacionales competentes (ANC), como la ACPR (Francia), en el Reino Unido con FCA o en Alemania con la BaFin.

Tipos de licencia

Neobancos según su licencia

Aunque inicialmente, pueden parecer muy similares entre sí en términos de cómo gestionan las transacciones, hay diferencias cruciales que dependen de su sistema de licencias. En esta sección, presentamos los tipos más comunes de neobancos con ejemplos de cada uno.

Neobanos con su propia licencia bancaria

La mayoría de los neobancos populares operan con su propia licencia bancaria, ya sea especializada o de gama completa. Con la licencia adecuada, pueden proporcionar sus propias cuentas corrientes, tarjetas prepagadas, de débito o crédito, cambios de divisas, criptomonedas,  pagos minoristas, cuentas de ahorro y préstamos.

Bancos Beta

Filiales de servicios financieros de un banco más grande y consolidado que quiere llegar a más clientes o desarrollar nuevos productos bajo una marca diferente. Los bancos beta pueden ofrecer sus ofertas bajo la licencia del banco matriz y expandirse a otros países a través de las licencias de los bancos asociados. Los servicios se pueden limitar inicialmente y ampliar a medida que ganan popularidad.

Neobancos con licencia de un banco asociado

Neobancos que ofrecen servicios financieros, pero con licencias de otros bancos. Es posible que los clientes ya tengan una cuenta en otro banco, que está vinculada al servicio neobanco que proporciona su propia interfaz única y herramientas para sus operaciones de cuenta bancaria. Las herramientas podrían ser el análisis de transacciones, la gestión presupuestaria y las notificaciones automatizadas para ayudar a los usuarios a alcanzar sus objetivos financieros. Otros neobancos también utilizan la licencia de un banco asociado (empresa matriz) para ofrecer sus productos financieros.

 

CUANDO LAS MARCAS
SE CONVIERTEN EN BANCOS

Disfruta de las ventajas de ofrecer servicios bancarios y financieros
con tu marca a tus clientes y aumenta tus beneficios.